inicio juegos vida deportes enlaces

Soportes Juegos y recreación De Interés

jueves, 5 de enero de 2012

Precauciones a tener en cuenta por el orientador

PRECAUCIONES QUE DEBE TOMAR EL ORIENTADOR DE LOS JUEGOS. (Extraído de Juegos de Recreación de Ethel Bauzer Medeiros - Editorial Ruy Díaz - 1975)

Desgraciadamente, no se puede negar que muchos de los accidentes acaecidos en la escuela se deben a fallas de dirección. El orientador tiene la obligación de advertir todos los riesgos posibles y organizar y dirigir las actividades de manera de evitarlos.

Algunos consejos útiles:

- Antes de comenzar las actividades, averigüe si el campo de juegos presenta peligros. Los juegos deben ser realizados en terrenos apropiados, de tamaño necesario y en los que haya protección para que los jugadores no choquen con las estructuras fijas.

- Elija juegos que puedan ser realizados, libre de riesgos, en el espacio disponible. Una de las causas comunes de accidentes es la superpoblación del área de recreo. Si hubiere diversos grupos simultáneamente en el mismo terreno, sepárelos bastante, para que el juego de uno no traiga peligros a los demás. Si el terreno es muy pequeño, planee su uso por turno, de manera que quede en él un sólo grupo cada vez.

- Para evitar los accidentes es importante separar los grupos de edades diferentes. Su proximidad aumenta la posibilidad de que ellos ocurran.

- Antes de iniciar el juego, verifique que todos los alumnos hayan entendido bien las reglas de juego y sus exigencias de seguridad.

- Seleccione juegos apropiados a la edad, sexo, condiciones físicas y emocionales y al grado de entrenamiento de los jugadores.

- Al agrupar a los niños trate de poner juntos a aquellos de complexión similar (altura, peso y fuerza semejantes) y de habilidades equivalentes.

- Permita solamente que tomen parte en los juegos activos los niños que gocen de buena salud. Los que vuelven a la escuela después de una enfermedad, deben realizar solo las actividades que les sean benéficas.

- Haga arreglos especiales en los juegos para que los que sufren defectos físicos puedan disfrutar de las alegrías que depara la participación, sin ocasionar perjuicios a su salud física y emocional. Es necesario comprender sus limitaciones y, de ser posible, ayudarlos a aceptarlas y sacar provecho de ellas.

- Vigile constantemente las actividades de los jugadores para vencer todo lo que presente peligros potenciales. Muchas veces basta una intervención oportuna y rápida del orientador para evitar un accidente.

- Acentúe la idea de jugar por el placer de hacerlo y no para ganar cueste lo que cueste, ya que esto puede llevar a esfuerzos desmesurados, como en las grandes competencias, torneos y campeonatos.

- Preste atención a las señales de fatiga del grupo, cambiando de actividad tan pronto como lo note, para proporcionarles descanso. Proteja la salud de sus alumnos evitando no solo el abuso del esfuerzo físico. Vigile también la tensión emocional y la excitación en demasía que puede surgir en los juegos excesivamente prolongados o impropios para cada edad.

- Enséñeles la mejor manera de realizar cada juego. Muchos accidentes se originan a causa de la falta de habilidad. Planee las actividades de manera tal que los alumnos no intenten cosas demasiado difíciles para ellos.

- No se olvide de que gritería, algazara, juegos violentos y desobediencia a las reglas de juego son causa comunes de accidentes. Un arbitraje defectuoso también puede acarrear peligros. Los jugadores exaltados pierden el dominio emocional, tan necesario al buen desarrollo del juego.

- No utilice paredes o cercas para indicar piques o líneas de retorno. Trace una línea en el piso, a cierta distancia de estos obstáculos, lo que permitirá a los jugadores disminuir la marcha y evitar choques.

- En las actividades internas, realizadas en locales con columnas o salientes que puedan lastimar a los alumnos, deben protegerse tales lugares antes de iniciar la actividad, con almohadones de colores vivos; o delimite muy claramente el área de juegos.

- Insista en que cualquier niño herido o cansado se retire del juego.

- En los juegos en que un niño vendado corre detrás de otros, delimite con precisión (por medio de una ronda, por ejemplo) el campo de acción del perseguidor.

- Por motivos higiénicos, haga colocar una servilleta de papel nueva, entre los ojos de cada niño y la venda de género, exigida por muchos juegos.

- Recuerde que una actividad demasiado fácil para el grupo ocasiona frecuentemente desinterés, indisciplina y desorden - factores comunes de accidentes.

- En los juegos en los que un niño debe desafiar a otro con un toque y después escapar corriendo, explique al grupo que lo correcto es aproximarse al adversario por el costado. Entonces, en el momento de darse vuelta para escapar, será fácil girar sobre el pie que quedó atrás, para no caer de espaldas en el afán de huir.

- No permita que su grupo perjudique las condiciones de seguridad del terreno tirando en él cáscaras de fruta, pedazos de lápices, hojas de afeitar, etc.

- Conserve el botiquín de primeros auxilios bien ordenado y siempre con el contenido en perfecto estado. Guárdelo en un lugar accesible y revíselo periódicamente.

- Aprenda a prestar los primeros auxilios antes de que surjan las situaciones de emergencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario y colabora con el desarrollo del blog.